‘Más plurales, más libres, más iguales’ es el nombre de la plataforma en la que se han juntado organizaciones como Escuelas Católicas (la mayor patronal de la concertada), CECE, sindicatos como FSIE o Concapa, entre muchas otras. Su objetivo, hacer lo posible para que la ley educativa no suponga un agravio para los intereses de los centros educativos concertados, personificados en la libertad de elección.

En una rueda de prensa celebrada ayer, el portavoz de esta nueva plagaforma, Jesús Muñoz, ha desgranado algunas de las cuestiones que ven en el texto legal como un peligro para la continuidad de los centros concertados de todo el país: eliminación de la demanda social como elemento para la planificación de las plazas escolares por parte de las administraciones educativas; la supresión de los conciertos a centros que segreguen por sexos (educación diferenciada); limita el gobierno de los centros concertados, al devolver a los consejos escolares la potestad de participar y decidir sobre cuestiones que les afecten; la vuelta de los concejales de los municipios a estos consejos escolares, que la entienden como la entrada de «comisarios políticos», o el hecho de que la ley establezca que el Estado es el garante de los derechos de la infancia y no así las familias.

Desde su punto de vista «el listado de agravios es inabarcable, interminable», ha dicho. Además de los anteriores, también ha señalado la posibilidad de que se apruebe el texto con el mandato de un reparto equilibrado del alumnado socioeconómicamente más desaventajado. Para Muñoz, esto supone que «a este alumnado que debería tener mayor posibilidad de elegir el centro, se le elimina esta posibilidad».

A esta lista de agravios «inabarcable», Muñoz ha añadido también que la ley no garantiza la enseñanza en español en todo el Estado y cuestiona la pervivencia de los centros de educación especial haciendo oídos sordos a las familias y profesionales.

Otra de las pegas que le ponen a la ley es el papel de la Religión que, nuevamente, dejará de ser computable y no tendrá una asignatura espejo. Una situación a la que se suma la creación de una materia de Valores éticos y sociales que critican por sus contenidos (aún sin determinar) como una herramienta de adoctrinamiento que se basa en valores que no están consensuados por la sociedad.

«La Lomloe es una muy mala ley, en todo, sin excepción», aseguraba Muñoz. Tanto en el momento elegido para la tramitación, en plena pandemia global, como en el contenido y el fondo del texto. Para el portavoz de la plataforma, la ley no solo no ha buscado el consenso necesario para su tramitación, sino que ni siquiera ha intentado buscar el diálogo.

Más allá de las formas, Jesús Muñoz ha dicho que la ley es una revisión de la antigua LOE, de la que ha dicho que ha sido «una ley fracasada que llevó a los más bajos niveles educativos».

Movilizaciones

Además de ser una plataforma, Más plurales, más libres, más iguales también es un conjunto de movilizaciones que comenzarán con la puesa en marcha de una página web en la que se publicará el manifiesto en contra de la Lomloe, así como una recogida de firmas que quieren llevar al Congreso de los Diputados.

A estas iniciativas se sumará una protesta cada miércoles, al terminar la jornada lectiva, en cada uno de los centros educativos concertados, así como otras tantas protestas los martes frente al Congreso, las delegaciones y las subdelegaciones del Gobierno en todo el territorio nacional.

También esperan realizar movilizaciones en la calle de las que no han dado más detalle por el momento. Eso sí, manteniendo todas las medidas de seguridad sanitaria necesarias en estos momentos.

Conscientes de que estas movilizaciones no van a conseguir una paralización de la tramitación de la Lomloe, sí esperan «que la ley sea lo menos mala posible. Que haya enmiendas que frenen la deriva al intervencionismo» que creen que supondrá el nuevo marco legal.

En último extremo, si esto tampoco fuera posible, esperan concienciar a la ciudadanía del ataque a las libertades que supone el texto. «Esperamos que tenga el mismo recorrido de todas las leyes partidistas anteriores».

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad